Son las drogas

Publicado hace 10 años

Negaré cualquier matiz de esoterismo dado,
impávido, mas desembarazado de gratuito y fútil cinismo.

Son las horas que se juntan sin hacer barullo alguno,
se pierden en el murmullo de la sana desolación.

Son parodia, son canción,
y bailan porque no hay otra que tararear el futuro.

Acaso, yo me pregunto, la salvación es la meta¿?
o la guí­a del asceta que hasta la puerta ha llegado¿?

Acaso el pomo empolvado es evidencia de antiguas derrotas¿?
O de magní­ficas victorias pí­rricas y de ganancias de las otras¿?

Es como perro que su cola muerde, la respuesta que tí­mida asoma,
desvarí­o, alucinación o efecto retardado de las drogas.

Como remedio casero que incuba daños laterales,
ahuyenta precoces males, con cultivar tiernas afugias

Negaré, firme, en todo caso, cualquier interpretación,
y también seré canción y subjuntivo futuro.