Informe de la Guerra de almohadas en Medellí­n

Publicado hace 11 años

Hace unas semanas por medio de un blog me enteré de una invitación abierta para una guerra de almohadas en Medellí­n, después pude enterarme de que esto se repetiria en Bogotá una hora después, y en Chile, y en Argentina… pude enterarme también de que estas iniciativas son conocidas como flashmobs y la wikipedia me dió su explicación , quedé inquieto, es el tipo de eventos que no suelo perderme e inmediatamente me planillé, 2 de diciembre 14 horas: guerra de almohadas – Parque de los pies descalzos. El tema habia sido mencionado en varios blogs: EquinoXio, DiarioNocturno, ¿Comunicación? y Reflexiones al desnudo Y hasta un “blog oficial” llamado nuevas actividades, donde dos post solitarios hablaban de la invitación. Empecé entonces a interesarme en el asunto y ¿cómo no? a cumplir con la primera regla: Invitar a todos los familiares y amigos, además de pasar la bola a toda la ciudad; pero, debo reconocerlo, a medias. Las personas a quienes invité no le encontraron mucha gracia al asunto y se me pasó (con esto de ser nuevo blogger) convocar por medio de este blog, para invitar a otros tantos; en fin, los rechazos no aminoraron mi inquietud, segui empeñado en asistir, y claro, el dí­a llegó.

Parte de Guerra

Guerra de almohadas en Medellin

El sábado 2 de diciembre, dia de la cita, llegué cumpliendo con la segunda regla: puntualmente con una almohada. Encontré el parque en completa calma, no parecí­a haber por ningun lado un ejercito con almohadas dispuesto a la guerra, después de diez minutos deambulando, pude encontrarme con dos guerreros más, Sandra y Samuel con sus almohadas, la de Samuel tení­a funda de batman; extrañados todos por la inexistencia del susodicho flashmob, porque, ni lo rápido, ni lo multitudinario y, al cabo de un rato de hablar de lo penoso de la poca participación, decidimos por lo menos documentar el evento, tomarnos unas fotos.

Guerra de almohadas en Medellin

G

Guerra de almohadas en Medellin

Me acerqué donde alguien que estaba sentado en una banca con una cámara en las manos, a pedirle el favor de tomarnos las fotos con nuestras cámaras mientras posábamos con las almohadas, y claro, el tipo sabí­a del evento pero no habí­a cargado su arma, la almohada, en todo caso animó el asunto. Federico, que ese es su nombre, nos tomó fotos y nos instó a que nos diéramos a la batalla, lo que nosotros tácitamente asumimos como la señal que estábamos esperando, soltándonos con treinta segundos de guerra intensa, esos si es flash, señores!!! treinta segundos de guerra entre tres personas, o sea que no es mob, o sea que se hizo a medias, o sea que… lol.

Después del combate, nos sentamos a esperar más asistentes y después pasa una mujer, que viendome sentado en una almohada de colores rosa y azul claro, se acercó a preguntarnos, “¿ustedes saben algo de un evento de almohadas?”, si señora, claro, pase, por aqui es, ¿trajo su almohada? – “NO” – “Pero, quiero tomarles una foto”, y claro, tomó la foto, prometió convocar para una próxima ocasión y siguió su camino.

Guerra de almohadas en Medellin

Guerra de almohadas en Medellin

Guerra de almohadas en Medellin

Luego hubo una segunda tanda de almohadazos. Esta fue casi una hora después cuando llegaron cinco asistentes más, eso si, SIN ALMOHADA, a protagonizar una segunda batalla, un poco más “larga” (cerca de cinco minutos) y tal vez más intensa.

Guerra de almohadas en Medellin

Guerra de almohadas en Medellin

Guerra de almohadas en Medellin

No se logró asistencia masiva, pues, pa’ la proxima será, y no digo una nueva guerra de almohadas, pero si otra actividad de este tipo, que en últimas para mí­ significaba una manera de medir el poder de convocatoria de medios alternativos como los blogs, particularmente, los blogs en Medellí­n, dándome cuenta de que aun no se ha logrado mucho, y que hay mucho por hacer. Yo quiero hacer; pues, viendo ejemplos de otros paises, encuentro en los blogs un medio con muchas posibilidades para la construcción social, para compartir conocimiento, para fortalecer la opinión, en últimas, me parece lo más cercano a la democracia.

El balance personal es positivo, asistí­, me di de almohadazos, conocí­ gente nueva, ahora informo lo que sucedió. Ah, y por cierto disfruté bastante la descarga de energí­a, gracias a todos por la actitud!!! Espero comentarios.

Jorge Montoya

Actualización: en equinoXio publican “Medellí­n y su oso en la guerra de almohadas”, asumo entonces que quien nos tomó la foto es Lully, quien escribe ese post.

Actualización 2: Dos enlaces para ver más fotos

Fotografí­as de Federico Ruí­z en Flickr, (le dejé mi almohada y la aprovechó muy bien)

Fotografí­as de Sandra Pineda (más registro de lo que sucedió)

¿Qué motiva la producción de contenidos digitales?
Fotos del SCJ2006 (Parte 3)
3 comments
Sandra
Sandra

Hey Jorge!! que bacano tu blog, ya te ganaste una lectora mas...y listo para el proximo almohadazo!!! Sandrapi (o shakira...como quieras..jajaja)

astronautaperdido
astronautaperdido

. que bueno el cubrimiento, viejo, felicitaciones . y bueno, lo mismo que dije aquí­ . http://www.equinoxio.org/estancias/medellin-y-su-oso-en-la-guerra-de-almohadas-825-825/ . y bueno . para mi no era medir poder de convocatoria de nada . era pasárnosla bien y chao . estuvimos, nos conocimos, tuvimos actitud, dimos lora y todo bien . si vuelven a hacer otra cosa - algo interesante o delirante - seguro allá nos vemos . chau jorge . Respuesta: Pues lo del poder de convocatoria… me explico: apenas estoy entrando en la blogosfera y este tipo de eventos, cuya invitación y registro se ha desarrollado enteramente por medio de blogs, pues no he encontrado a nadie por fuera que supiera del asunto, personalmente, me ayuda a ver que tan involucrados estamos con ello. En todo caso no hay ninguna controversia. Me motivó mucho lo que sucedió, sigo pendiente igual que vos de nuevos actos delirantes.

lully, reflexiones al desnudo
lully, reflexiones al desnudo

Me hubiese gustado haber ido y poder hablar con tigo. Pero cuando mi hermanita me llamí² que no habí¬a nada, resolví¬ no ir a perder el tiempo. Gracias por posar para la foto de mi hermano, quien las tomó muy bien. Gracias por los enlaces, gracias por esa demostración de fuerza y decisií²n paisa... Esto me consuela un poco. Un abracito afectuoso!